Principalmente encontramos 2 formas de procesar las hojas de té:

  • Método clásico generalmente llamado «té en hojas» o «hebras», utilizado para las variedades de mayor calidad con un proceso delicado.
  • CTC (Crush, Tearl, Curl= Romper, Desgarrar, Envolver) o más conocido como «té en bolsitas» donde se ocupan las hojas de menor calidad, logrando un resultado «correcto».

Si bien existen diferentes tipos de té, todos provienen de la misma planta, la Camellia sinensis, originaria de China. Cada país productor elabora distintas clases de té aplicando diferentes procesos a las hojas de la Camellia sinensis, como pueden ser la oxidación, la fijación o la fermentación. Es así que llegan a nuestras manos cientos de tés de diverso origen y características organolépticas.

Necesitas ayuda?
0
Ir arriba